Obesidad – Definiciòn y Tratamiento

Definición simple de obesidad

La definición de obesidad es tener una cantidad excesiva de grasa corporal, no solo es un problema estético, es un problema de salud importante que conlleva riesgos para la salud, como los ataques al corazón, las enfermedades del corazón, la presión arterial alta y la diabetes, que merecen tratamiento.

El médico utiliza una fórmula llamada “índice de masa corporal” o IMC para calcular los niveles de grasa corporal. Los adultos con un IMC superior a 30 se consideran obesos.

La obesidad extrema, que a veces se llama obesidad severa o mórbida, es cuando los niveles de IMC son 40 o más altos, con la obesidad mórbida, las personas tienen más probabilidades de tener problemas de salud graves.

En Estados Unidos, una de cada tres personas es considerada obesa, la gravedad de esto hace que muchos comiencen un programa de pérdida de peso para evitar los peligros del exceso de peso.

Sìntomas asociados a la obesidad

Los síntomas asociados con la obesidad son dificultad para dormir, ronquidos, apnea del sueño, dolor en las articulaciones y la espalda, sudoración excesiva, siempre sensación de calor, erupciones o infecciones en los pliegues de la piel, sensación de falta de aire con poca actividad, somnolencia diurna o fatiga y depresión.

Si tiene alguno de estos signos o síntomas, busque atención médica. Su médico puede aconsejarle cómo disminuir los riesgos relacionados con la obesidad.

A través de los cambios en la dieta y el aumento de la actividad, podrá reducir los síntomas y los riesgos para la salud, en algunos casos, se recetan medicamentos y se puede realizar una cirugía para bajar de peso.

Causas de la obesidad

Las causas de la obesidad están directamente relacionadas con el consumo excesivo de calorías en comparación con la cantidad de calorías quemadas con la actividad física.

Existen influencias genéticas y hormonales en algunas personas que son obesas, las principales causas de la obesidad son: la inactividad en la vida cotidiana, la incapacidad de quemar el exceso de grasa consumida, esto hace que el cuerpo almacene la grasa en lugar de deshacerse de élla. Ver la televisión es una de las principales causas de la obesidad.

La dieta poco saludable y los hábitos alimenticios altos en calorías provienen de las comidas rápidas, saltándose el desayuno, comiendo la mayoría de las calorías en la cena o para un refrigerio nocturno, consumiendo bebidas ricas en calorías y comiendo porciones demasiado grandes. Aprender a cambiar los hábitos alimenticios ayudará a combatir la obesidad.

Cuando una mujer está embarazada, aumenta de peso aún después del parto, les resulta difícil perder el exceso de peso, el peso del embarazo a menudo conduce a la obesidad cuando no se pierde en el futuro.

Dormir menos de siete horas por la noche hace que las hormonas cambien al aumentar el apetito que lleva a la persona a desear alimentos ricos en calorías y carbohidratos, esto se traduce en el aumento de peso.

Medicamentos y aumento de peso

Algunos medicamentos conducen al aumento de peso cuando el peso no se compensa con la dieta y la actividad física, los tipos de medicamentos que conducen al aumento de peso incluyen antidepresivos, medicamentos anticonvulsivos, medicamentos para la diabetes, esteroides, bloqueadores beta y medicamentos antipsicóticos.

Los problemas médicos pueden causar obesidad, como el síndrome de Prader-Willi, el síndrome de Cushing y el síndrome de ovario poliquístico, por nombrar algunos. La artritis también puede conducir a la obesidad debido a los niveles de inactividad.

¿Es usted obeso mórbido?

Para una persona con obesidad mórbida, no debe haber mayor prioridad que perder peso, si bien es fácil sentirse bien y sentir que no corre el riesgo de tener problemas de salud graves, muchas de las enfermedades que pueden afectarle muestran pocos síntomas al principio.

Debido a que una persona con obesidad mórbida tiene un alto riesgo de enfermedades potencialmente mortales, es importante perder peso lo antes posible.

Una persona con obesidad mórbida es generalmente de 100 libras o más con sobrepeso, una persona que se considera mórbidamente obesa puede pesar menos, en esos casos, no es tanto la cantidad de peso como los problemas de salud que ya están causando lo que determina el nivel de obesidad de la persona.

Consideraciones Mèdicas

Algunos médicos consideran que la obesidad mórbida es un riesgo tan grave y urgente para la salud que alientan a sus pacientes a someterse a una cirugía. La cirugía para perder peso generalmente consiste en dividir parte del estómago para que retenga menos.

Algunos médicos consideran que la obesidad mórbida es un riesgo tan grave y urgente para la salud que alientan a sus pacientes a someterse a una cirugía. La cirugía para perder peso generalmente consiste en dividir parte del estómago para que retenga menos.

Esto se debe a que el estómago se reduce y se crea un bypass desde la pequeña bolsa del estómago hasta los intestinos

Bypass gàstrico

La cirugía de bypass gástrico que se realiza hoy es reversible, por lo que es posible que la persona no siempre tenga que pasar por la vida, solo puede comer una onza de comida a la vez. Pero sigue siendo una cirugía mayor y conlleva los riesgos de ese tipo de cirugía.

Para alguien que tiene obesidad mórbida, los riesgos son aún mayores porque es más difícil curarse y recuperarse cuando uno tiene sobrepeso y es poco saludable.

Muchos médicos sienten que el riesgo de permanecer tan pesado es mucho peor y conlleva consecuencias mucho mayores que el riesgo de una cirugía mayor.

Otros médicos prescriben cosas como dietas líquidas para promover la pérdida de peso muy rápida. Las dietas líquidas son en general poco saludables. Pero las dietas prescritas y controladas por un médico son, al menos, nutricionalmente equilibradas.

Dietas Lìqiudas

El beneficio de una dieta líquida es que la pérdida de peso es rápida y dramática, algunos médicos creen que esto es necesario para obtener la presión de las articulaciones y el corazón, y para bajar rápidamente los niveles de azúcar en la sangre, colesterol y triglicéridos que pueden estar en la zona de peligro.

Pero la forma más segura y mejor de perder peso es comer y hacer ejercicio de manera saludable. Una persona obesa que quiere perder peso y salvar su salud pero no quiere seguir una dieta líquida o someterse a una cirugía tiene esa opción.

Bajar los carbohidratos

Una dieta baja en carbohidratos o que se centre solo en los carbohidratos buenos y la ingesta limitada de calorías es ideal tanto para las personas obesas como para los diabéticos. Cuando los niveles de azúcar en la sangre se estabilizan, la salud general tiende a mejorar y es mucho más fácil perder peso.

Cuando se agregan ejercicios, incluso en niveles bajos para comenzar, la pérdida de peso y las mejoras en la salud pueden suceder con bastante rapidez, una persona con obesidad mórbida tomará más tiempo para perder todo el peso, pero al usar una dieta regular y hacer ejercicio es posible lograr un peso normal y estar más saludable.

¿Eres obeso mòrbido?

Una persona obesa morbosa es una persona que sufre efectos en la salud debido a su peso, o puede ser alguien que aún no esté sufriendo los efectos de la misma, pero lo hará en el futuro si no reduce su peso.

Una persona obesa morbosa tiene un peso adicional que bien podría contribuir a su muerte.

Puedes determinar si eres obeso mórbido observando algunos factores diferentes, primero, solo toma un momento para notar cómo se siente tu cuerpo, mirate en el espejo piensa en la forma en que las personas te tratan y reaccionan ante ti, lo sabes si tienes sobrepeso por más de unas pocas libras. Sin embargo, eso no significa que seas un obeso morboso.

Es probable que no tenga obesidad mórbida a menos que tenga más de 100 libras de sobrepeso. Puede ser obeso, con un peso de 60 a 99 libras, por ejemplo, sin ser considerado obeso mórbido, si tienes entre 10 y 50 libras de sobrepeso, es posible que se le considere sobrepeso y que no sea obeso en absoluto.

Indice de Masa Corporal

Otra forma de medir su obesidad es a través del índice de masa corporal. Si su número de IMC es superior a 40, es obeso mórbido. Si tiene un peso de 100 libras o más, su IMC debería ser automáticamente 40 de los anteriores.

Si su número de IMC es de 35 a 39, pero está teniendo efectos en la salud directamente relacionados con su tamaño, entonces también puede ser considerado muy obeso. Algunos de los efectos en la salud que puede estar experimentando son cosas como la presión arterial alta.

Efectos de Riesgo

A veces, puede tener sobrepeso aunque sea un poco y puede aumentar su presión arterial, pero si eres obeso, tu presión arterial puede elevarse peligrosamente, causando daños mientras ni siquiera lo sabes.

Tener sobrepeso también puede causar diabetes, al principio, es posible que tenga un alto nivel de azúcar en la sangre y que se lo considere “límite”.

Un médico puede darle una dieta para seguir y prescribir píldoras. Probablemente obtendrá un dispositivo especial y tiras reactivas para que pueda analizar su sangre con regularidad.

Si tiene estos problemas, incluso con un IMC de 35, los médicos lo clasificarían como obesos mórbidos.

Si pesas mucho, es probable que tengas cerca de 100 libras de sobrepeso, y en el pasado has intentado perder peso sin éxito, puedes ser clasificado como obeso mórbido. La incapacidad de alcanzar un peso saludable y mantenerlo es un sello distintivo de la obesidad mórbida.

Clasificaciòn de la Obesidad Morbida

Las razones por las que los médicos usan esta clasificación es que la obesidad mórbida es una buena razón para realizarse una cirugía para bajar de peso. Si bien siempre es preferible perder peso naturalmente con una buena dieta y ejercicio, a veces eso no sucede.

Cuando una persona es muy pesada y no ha podido perder peso por sí misma, la cirugía es una opción. Si ya aparecen problemas de salud y la persona no ha podido bajar de peso, hay pocas dudas de que el patrón continuará y las cosas empeorarán.

Algunas personas con obesidad mórbida necesitan una cirugía de pérdida de peso para prevenir una muerte prematura y ayudarles a superar la presión arterial alta y otras enfermedades para siempre.

¿Una persona obesa tiene riesgos de salud?


Una persona obesa enfrenta más riesgos de salud que una persona de peso promedio, el hecho de tener sobrepeso puede causar problemas como la dificultad para encontrar la ropa que le quede bien y, a veces, también la dificultad para instalarse en asientos como aviones y teatros.

Una persona obesa también tiene un riesgo mucho mayor de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Una persona obesa es generalmente una persona con más de 40 a 75 libras de sobrepeso, una persona se considera con obesidad mórbida si pesa 100 libras o más de lo que debería. Ambas condiciones conllevan riesgos elevados para la salud.

Eres obeso?

Cuando eres obeso, tu cuerpo tiene más peso del que fue diseñado para llevar, esto pone una presión extra en los huesos, músculos y articulaciones.

Debido a que los huesos son fuertes y resistentes, el peso adicional tiene su efecto en la parte más débil de su marco.

Cuida Las articulaciones

Las articulaciones como las caderas, los tobillos y las rodillas corren un riesgo particular, ya que el peso de toda la parte superior del cuerpo cae sobre ellas.

Las articulaciones son, naturalmente, los puntos más débiles de nuestro cuerpo porque son los lugares donde los huesos se unen.

Las rodillas corren un riesgo particular en una persona obesa. La rodilla es una articulación muy compleja que se enfrenta al desgaste con cada paso que damos.

Cuando alguien es obeso, hay mucha más presión sobre las rodillas de lo normal, entonces, cada paso pone dos veces, triplica, a veces cuatro veces la presión normal o más en esas articulaciones, esto hace que las articulaciones se desgasten prematuramente y es la razón por la que las personas pesadas a menudo tienen problemas con las rodillas.

Si bien las articulaciones, los tobillos y las caderas tienen el mismo riesgo, son las rodillas las que generalmente llevan la peor parte del peso y absorben la presión, por lo que aquí es donde a menudo aparecen las lesiones.

Los Peligros de Acumulaciòn de la Grasa

Además del peso adicional en el marco y las articulaciones, todo ese peso adicional también ejerce presión sobre los sistemas del cuerpo. En primer lugar, grandes cantidades de grasa corporal no solo aparecen en el exterior, sino que se puede formar tejido adiposo alrededor de los órganos.

Grandes cantidades de grasa corporal pueden en realidad abarrotar órganos internos y ejercer presión sobre ellos, esta presión puede hacer que los órganos comiencen a funcionar de manera diferente, y puede interferir con las funciones corporales normales.

Debido a que el peso adicional requiere más trabajo del cuerpo para continuar, a menudo la presión arterial se eleva y el corazón tiene que trabajar más de lo normal. Esto puede ser un factor en las enfermedades del corazón, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Además, el peso adicional generalmente significa que la dieta de la persona es pobre y muy alta en calorías. Esta es una de las principales causas de la diabetes, que puede dañar los vasos sanguíneos, los ojos y los nervios.

En algunos casos, las personas pueden perder la vista o un pie o una pierna debido a la mala circulación. La buena noticia es que una vez que una persona obesa comienza a perder peso, la diabetes y otras condiciones pueden revertirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest